Mónaco Arquitectos

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Las 5 fases de un proyecto de arquitectura

Todo proyecto de arquitectura comprende un número de fases. En mayor o menor medida, podríamos definirlas en las 5 siguientes:

  • Estudio de la viabilidad del proyecto.
  • Anteproyecto.
  • Proyecto básico.
  • Proyecto de ejecución.
  • Dirección de obra.

Si planeas construir una casa a medida, es importante que conozcas todo lo que comprende cada una de estas fases, para que el proyecto arquitectónico vaya avanzando de la forma que necesitas y te reúnas de los mejores profesionales. Es un momento importante de tu vida y seguro que quieres que todo salga bien, sin imprevistos ni contratiempos.   

A continuación analizamos una a una cada una de las fases de un proyecto de arquitectura, para que sepas a todo lo que te enfrentarás en el momento de llevar a cabo tu proyecto de vivienda. 

5 fases de un proyecto de arquitectura

1- Fase previa o estudio de la viabilidad del proyecto

En la primera fase se recopila la información necesaria para poder llevar a cabo las distintas fases del proyecto. En este punto, lo que busca el arquitecto es conocer al cliente, para saber sus necesidades. Es importante escucharlo y hacer recomendaciones en base a sus deseos y presupuesto disponible. 

  • Necesidades: ¿qué tipo de vivienda quieres construir? ¿Una o dos plantas? ¿3 o 5 habitaciones? ¿2 o 4 baños? ¿Garaje para dos coches? ¿Passivhaus? Lo primero es definir lo que quiere el cliente, para tener claro qué es lo que busca y necesita. 
  • Presupuesto: también es fundamental definir el presupuesto. En función de lo que el cliente esté dispuesto a gastar, se podrán hacer unas recomendaciones u otras. Por eso es importante definirlo para poder avanzar y ver si es posible ofrecerle al cliente lo que quiere por el presupuesto del que dispone. En ese punto, puede que el cliente decida aumentar el presupuesto o reducir sus necesidades. 
  • Estudio del terreno: es importante estudiar el área en el que irá la vivienda para poder tener en cuenta el clima o las regulaciones que puedan afectar a esa zona y al proyecto. 

En resumen, estos son los principales puntos que se llevan a cabo en esa fase previa o estudio de la viabilidad del proyecto. Es importante sentar unas cuantas bases para ver si el proyecto es viable y se puede hacer. 

Es un proceso que puede comprender varias semanas, depende de si arquitecto y cliente lo ven viable y deciden seguir adelante con el proyecto de arquitectura. 

2- Anteproyecto

La segunda de las fases de un proyecto de arquitectura es el anteproyecto. Como su propio nombre indica, es lo que precede al proyecto. En este punto, arquitecto y cliente han sentado unas bases y han definido unas necesidades y un presupuesto, por lo que a partir de ahí se empieza a trabajar para que la idea vaya cogiendo forma. 

En el anteproyecto se realizan bocetos o dibujos simples a mano, para plasmar un poco la idea que tiene el cliente. Esto permite obtener una idea general de la apariencia que tendrá el proyecto. También se pueden utilizar imágenes de otros proyectos para ver que opina el cliente y saber el lado por el que tirar, de cara a tratar de afinar todo lo posible.

En este punto, el cliente puede hacerse una idea del tamaño y la relación de los espacios. Luego, en función de las impresiones del cliente y de cómo se vaya refinando el proyecto, ya se pueden empezar a preparar los planos para que el proyecto pueda ir tomando forma. En este punto no se entra en profundidad sobre los materiales y los detalles, sino que quedan para más adelante.

En la fase del anteproyecto, normalmente los clientes tienen un grado de compromiso importante y aquí ya se les hace entrega de los planos preliminares del proyecto. La duración puede ser de 4 u 8 semanas según la envergadura del proyecto y el feedback del cliente. 

 3- Proyecto básico de arquitectura

Tras el anteproyecto, llega el proyecto. En esta fase el arquitecto trabaja en el diseño del plano de planta y el concepto exterior que se haya aprobado en la fase anterior. Aquí ya se van definiendo con más detalle los distintos aspectos y especificaciones para poder compartir con los contratistas y estimar el coste y ver si se va por buen camino.

Mientras se trabaja en el diseño de los espacios interiores y exteriores, también es importante terminar de definir dónde irán las ventanas y las puertas. Al final del proyecto básico, el exterior de la vivienda quedará totalmente diseñado y la distribución interior completa, con dimensiones reales y con los materiales ya elegidos. 

Con el proyecto básico arquitectónico finalizado, se empiezan a realizar las primeras maquetas o modelos 3D. En este punto el cliente puede ver de manera más realista su proyecto y hacer los últimos cambios, si los hubiera.  

Por último, se solicita la licencia para construir el proyecto. Esto confirma que se cumpla cualquier reglamento o normativa que hubiera. Si todo va bien pasaremos a la siguiente fase, que es la ejecución. La fase actual se puede alargar de 8 a 12 semanas.

4- Ejecución de la obra

La siguiente de las fases de un proyecto de arquitectura, es la ejecución de la obra. En esta fase se lleva a cabo el proyecto básico en detalle, para su futura ejecución. Es ahí donde intervienen ingenieros para calcular las estructuras e instalaciones eléctricas, iluminación, saneamiento, fontanería, ACS, etc. Todo lo necesario según el proyecto. 

En esta fase, el arquitecto puede encargarse de toda la obra de forma integral o bien trabajar con distintas empresas para ejecutar el proyecto, como proveedores de materiales, constructoras, etc. Una vez elegida la constructora, se define un contrato con un presupuesto y unas fechas de inicio y de fin de trabajo. Hay clientes que tienen contratistas en mente y otros que prefieren dejarse asesorar, ambas opciones son válidas. Simplemente es importante que el cliente se asegure de que el contrato es correcto. Esta fase de ejecución de obra puede durar unas 3-6 semanas.

5- Dirección de la obra

Todo proyecto de arquitectura finaliza con la dirección de la obra. Cada profesional debe cumplir con su parte y, en el caso del arquitecto, buena parte de su trabajo la hace antes de que se empiece a construir la vivienda. Pero a pesar de eso es importante que el arquitecto esté durante la fase de construcción

En este punto se debe comprobar que se diseña todo a partir de los planos y que se cumple en plazos, presupuestos y pagos. Es decir, que todo está correcto. Asimismo, el arquitecto puede visitar la obra para ver el progreso, que todo marche bien y también para resolver cualquier duda o problema que pueda surgir con el constructor. Lo ideal es tratar de ir a ver el progreso de la obra una vez al mes o a la semana según el proyecto.

En las visitas se pueden tomar fotos, emitir informes y documentar el progreso, para ver que todo se está haciendo de la manera correcta. Al final, lo que buscamos es que el proyecto final supere las expectativas del cliente. 

Tras finalizar la obra, realizamos la revisión y la certificación de la obra, comprobando que se han cumplido las especificaciones del proyecto y con la entrega al cliente del informe de observación de campo. Así finaliza la última de las fases de un proyecto de arquitectura.  

Por lo general, estas son las fases de un proyecto de arquitectura. Puede variar según la empresa de arquitectura elegida y su forma de trabajar, pero te puede ayudar a hacerte una idea genérica de cómo trabajan las principales empresas del sector, por si decides embarcarte en esta aventura.   

¿Necesitas ayuda con un proyecto arquitectura? Pregúntanos

En Mónaco Arquitectos nos volcamos al 200% con cada proyecto de arquitectura que llevamos a cabo y siempre ponemos todas nuestras ganas, empeño y dedicación. El cliente sabe que puede confiar en nosotros y que velaremos siempre por sus intereses a lo largo de todo el proceso, desde la fase de estudio hasta la fase de dirección de obra, para garantizar que todo salga bien. 

Además, en Mónaco Arquitectos ofrecemos un servicio integral. Diseñamos villas de lujo totalmente a medida para ti, según presupuesto y necesidades, de tal forma que podamos encargarnos de todo por ti para que sepas que puedes dejarlo en nuestras manos con total confianza. Incluso todo lo que viene después, como el diseño de interiores y el paisajismo.

Te acompañamos durante todas las fases de tu proyecto de vida, porque sabemos que es lo más importante para ti y estamos siempre a tu lado, para resolver tus dudas y asesorarte. Queremos que tengas la villa de tus sueños y te ayudaremos en todo lo que esté a nuestra mano para lograrlo.

¿Te ha quedado alguna duda sobre las fases de un proyecto de arquitectura? Si tienes dudas o buscas un estudio de arquitectura que pueda llevar a cabo tu proyecto. ponte en contacto con nosotros.